martes, 1 de agosto de 2017

PARTICIPAR EN PROGRAMAS GRUPALES MEJORA EL AFRONTAMIENTO Y EL BIENESTAR DE LAS MUJERES CON CÁNCER


El grupo GIES 10 colabora con la Asociación contra el Cáncer en la evaluación de programas sociales de carácter grupal dirigidos a este colectivo de mujeres

El cáncer es una de las enfermedades con más incidencia en el mundo. En España, en la población femenina el cáncer de mama es el más frecuente, diagnosticándose más de 26.000 nuevos casos anuales, lo que supone más del 30% de los diagnósticos oncológicos (International Agency for Research on cáncer, 2015). Hoy en día el cáncer tiende a cronificarse, lo que supone que cada vez sea más importante mejorar y optimizar la calidad de vida de las personas. Esto significa alcanzar, no sólo el bienestar físico, sino también el psicológico y el interpersonal, donde aparece el apoyo social y grupal.
Tanto el aislamiento como la soledad deterioran la calidad de vida de las pacientes, por eso es importante reducir estos factores. De hecho, las redes sociales más grandes se asocian con una menor mortalidad por cáncer de mama (Embuldeniya,  Veinota, Bella, Bellc, Nyhof-Youngd, Salee y Brittenf, 2013;  Kroenke, Quesenberry, Kwan, Sweeney, Castillo & Caan, 2013). Varios estudios han evidenciado que los grupos socioeducativos con pacientes de cáncer mejoran  la calidad de vida mediante la información y el apoyo  y proveen apoyos sociales distintos a los otros tipos de relaciones (Dohan, D., Szolarova, R.  y Walcer, B. , 2012;  Ussher, Kisten, Butow y Sandoval, 2006). En este  sentido los grupos son un recurso de apoyo social que se llevan a cabo para afrontar secuelas psicológicas y sociales y que permiten mejorar la calidad de vida. Así,  por ejemplo el trabajo social grupal con mujeres con cáncer hace que se generen  espacios de encuentro donde las participantes pueden encontrar  soluciones conjuntas a problemas individuales.
Desde el mes de marzo pasado varios investigadores del grupo  GIES 10 han llevado a cabo una evaluación de carácter transversal del programa “Vitalia: estancias socioterapéuticas en centros de descanso” realizado desde el año 2004 por la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en Galicia. El programa consiste en un convivencia grupal durante cuatro días en un centro ubicado en un entorno natural que invita al descanso y a recuperar fuerzas en contacto con la naturaleza, y que reúne las instalaciones y recursos necesarios para el alojamiento, manutención  y el desarrollo de las actividades. Los grupos de mujeres son heterogéneos en cuanto a características sociodemográficas, diagnóstico oncológico y tratamientos recibidos. Los contenidos de las sesiones grupales abordan temáticas de afrontamiento de la enfermedad, autocuidado de la salud y nutrición, autoestima e imagen corporal, comunicación y habilidades sociales y búsqueda de bienestar mediante la relajación, el yoga, la expresión corporal o la actividad física. Para su desarrollo se cuenta con un equipo interdisciplinar de profesionales especializados en cada una de las temáticas.  La programación se  intercala con espacios de tiempo libre donde las participantes pueden conversar, pasear por los jardines o descansar.
Se ha realizado un estudio descriptivo longitudinal que ha incluido las 14 ediciones del programa  realizadas entre los años 2004 y 2016, en las que han participado un total de 361 mujeres de edades comprendidas entre los 33 y los 82 años, con una edad media de 53, 5 años, principalmente diagnosticadas de cáncer de mama (80,5%).  Se han analizado los  cuestionarios de valoración y satisfacción de cada edición, se realizaron entrevistas en profundidad a participantes de cada edición y  un grupo de discusión con profesionales expertos con experiencia en el programa.
Los resultados evidencian que la interacción grupal y las relaciones sociales promovidas en el programa tuvieron efectos positivos en el proceso de afrontamiento ante la enfermedad, en el aislamiento social y en la participación social en la comunidad. En muchos casos las relaciones establecidas se mantuvieron una vez finalizado el programa y lograron generar fuentes de apoyo social de tipo afectivo e instrumental. Los efectos se han producido en todas las ediciones y en mujeres de distintas edades, circunstancias vitales y clínicas que se benefician mutuamente de compartir sus experiencias y que se aprecian como oportunidades de relación distintas a los que se pueden obtener en los entornos familiares y en la red social habitual. Además esta evaluación pone de relevancia un adecuado diseño del programa y la importancia de seguir implementando programas socioeducativos  grupales que fomenten  redes sociales de apoyo.

Después de este primer análisis, el grupo GIES 10 continuará analizando otra experiencia grupal también desarrollada en la Asociación contra el Cáncer (en este caso en Ourense) que utiliza la dramaterapia como herramienta de creación y bienestar. La idea es poder continuar desarrollando esta línea de investigación en colaboración con la AECC. Los resultados serán publicados próximamente en revistas de alto impacto especializadas en oncología. Os seguiremos informando a través de este blog.


Francisco-Xabier Aguiar Fernández


Referencias:


International Agency for Research on Cancer (2015). Organización Mundial de la Salud, OMS. Recuperado de: http://eco.iarc.fr/EUCAN/CountrySearch.aspx

Dohan, D., Szolarova, R. y Walcer, B. (2012). How a cancer education group serves de underserved: Family ties and battling cancer. Patient education and counseling, 87, 212-216

Embuldeniya, G. Veinota, P. Bella, E. Bellc, M. Nyhof-Youngd, J., Salee, J.E.M. & Brittenf, N. (2013). The experience and impact of chronic disease peer support interventions: A qualitative synthesis. Patient Education and Counseling, 92(1), 3–12.

Kroenke, C.H., Quesenberry, C., Kwan M.L., Sweeney C., Castillo A,, & Caan B.J. (2013). Social networks, social support, and burden in relationships, and mortality after breast cancer diagnosis in the Life After Breast Cancer Epidemiology (LACE) study. Breast Cancer Res
Treat. 137(1), 261-271. doi: 10.1007/s10549-012-2253-8.

Ussher, Kirsten, Butow y Sandoval (2006). What do cancer supportgroups provide which other supportive relationships do not? The experience of peer support groups for people with cancer. Soc Sci Med (1982) , 62, 2565-76.

miércoles, 5 de julio de 2017

DE LA NATACIÓN AL PILATES


Muchas veces, en las instalaciones deportivas o en las clínicas de fisioterapia nos encontramos con un porcentaje muy elevado de personas derivadas de las consultas médicas con problemas osteoarticulares. Desde hace unos años ha ido evolucionando la recomendación de los médicos, partiendo de la natación como la solución para todo, al pilates como el digno sucesor. Esto ha generado mucha inseguridad en el usuario ya que: ¿Por qué a mi, que tengo una hernia lumbar, me indican la natación como la mejor forma de actividad física, y a mi cuñada, con artrosis cervical, también?... Y lo mismo actualmente con el Pilates.
La respuesta a todas estas dudas siempre es la misma: Depende.
Todo va a depender del cómo, de la situación inicial, de la valoración de la lesión, pero sobre todo del dónde y con quién.
Vamos a centrarnos en la columna vertebral, ya que es la zona más afectada por esta situación. Realizaremos un resumen de las características fisiológicas más importantes, a continuación un breve análisis de las patologías más frecuentes, y por último una serie de recomendaciones sobre qué tener en cuenta a la hora de elegir tu actividad física.

Columna vertebral
La columna vertebral tiene como función principal el dar sostén estático y dinámico al cuerpo. Protege la médula espinal y está formada por 7 vértebras cervicales, doce torácicas, 5 lumbares, sacro y coccix. Entre las vértebras se encuentran los llamados discos intervertebrales que le confieren mayor flexibilidad .
En el plano frontal la columna no presenta curvas, pero desde una vista lateral o plano sagital si. Tenemos la lordosis cervical convexa hacia delante, cifosis dorsal convexa hacia atrás, la lordosis lumbar convexa hacia delante y cifosis sacro-coccigea convexa hacia atrás. Estas curvas son importantes para dar dinamismo y resistencia a la columna.


Imagen 1. Características Fisiologicas columna vertebral. Nenamoralessalazar,2015.


Patología
Lumbago o lumbalgia
La lumbalgia es una sensación dolorosa circunscrita, cuando esde causa inespecífica. Es una de las principales causas de absentismo laboral. En esta se produce una asociación de factores musculares y psicosociales como el miedo que desembocan en atrofia muacular. Se genera un círculo vicioso que provoca la cronificación e incapacidad (Pérez Guisado, 2006).
Ejercicio: En este caso no existen grandes contraindicaciones, tan solo que realices ejercicios que no provoquen dolor.

Hernia
Esta patología se localiza en los disco intervertebrales que separan y amortiguan las vértebras entre si. El disco puede salir de su lugar o herniarse o romperse. La columna lumbar es la localización mas frecuente, seguida de la columna cervical y puede comprimir las raíces nerviosas. La sintomatología varía en función de la zona afectada, pero es común el dolor y entumecimiento u hormigueo en las extremidades. El dolor, normalmente empieza lentamente y empeora al estar mucho tiempo de pie o sentado, por la noche, al estornudar o toser, y al flexionar la columna. La fuerza muscular también puede verse afectada (Benjamin, 2016).
Ejercicio: Es importante que estabilices la zona afecta reforzando la musculatura. Evita ejercicio de impacto. Para las lumbares el ejercicio ideal sería el posición vertical en el agua ya que tiene un efecto de descompresión.

Artrosis
La artrosis es una enfermedad osteoarticular crónica que se produce por un proceso degenerativo del cartílago articular y los cambios que se producen en las estructuras periarticulares. La de la columna se clasifica como central y se denomina espondiloartrosis. La sintomatología incluye dolor de características mecánicas, rigidez articular, crujidos y limitación de la movilidad (López, 2003).
Ejercicio: El control del sobrepeso y obesidad es el objetivo fundamental para evitar la sobrecarga articular. Los ejercicios de movilidad de columna son muy beneficiosos excepto la extensión que puede resultar dolorosa.

Osteoporosis
La osteoporosis es la enfermedad esquelética caracterizada por la reducción de la resistencia ósea y la predisposición de incrementar el riesgo de fractura. Se diagnostica mediante una densiometría y es más frecuente en mujeres (Pérez Edo et al. 2011). No se caracteriza por ninguna sintomatología, es una enfermedad silenciosa, por lo que a partir de los 65 años conviene tener precaución.
Ejercicio: La mejor prevención de la osteoporosis es el ejercicio de impacto y fuerza antes de los 25 años que es cuando se alcanza el pico de densidad ósea. Es importante el trabajo de equilibrio, fuerza y de cierto impacto y se debe evitar la flexión forzada, sobre todo la dorsal, ya que puede incrementar el riesgo de aplastamiento vertebral.

Como elegir tu actividad
Lo primero que tienes que tener presente es tu experiencia deportiva. ¿Ya has practicado deporte alguna vez? Y sobre todo en el caso de la natación, aunque parezca evidente, ¿sabes nadar? o ¿sabes nadar correctamente?, ¿tienes la técnica adecuada?. Si la respuesta es no a alguna de ellas, elimina de tus opciones el hacer actividad física o natación por libre sin supervisión. Y aun en el caso de tener experiencia, mi recomendación es que acudas igualmente a profesionales que te ayuden a desarrollar tu actividad con seguridad...siempre es bueno un par de ojos más para corregir posibles defectos técnicos cruciales en la prevención de lesiones o el empeoramiento de éstas.

De aquí extraemos la primera gran recomendación:
1. Acude siempre a profesionales cualificados.
Lo ideal sería un centro en el que primase el trabajo multidisciplinar y el trabajo conjunto de Fisioterapeutas y Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte. De esta forma te asegurarás que esté cubierto tanto el conocimiento sobre patología y sobre la técnica deportiva adecuada. Estamos hablando de un momento en que tu lesión está controlada, es decir, no te encuentras en un estado agudo. Si aún estás en estado agudo, no es el momento de incorporarte a un grupo, sino que desarrolles un buen tratamiento fisioterapéutico. Segunda recomendación:

2. Adecua el tratamiento/ejercicio terapuetico al estado de tu lesión
La natación ha sido muy recomedada por el bajo impacto articular que supone, así como la presunta simetría de movimiento. Digo presunta, porque sin una buena técnica no es simétrica, como por ejemplo ocurre al nadar crol respirando solo por un lado, siendo este uno de los defectos más comunes. No obstante, la ausencia de impacto, tan recomendable, en principio, en las hernias y las artrosis, no es lo mejor para la prevención o disminución de evolución de la osteoporosis. Por lo que ya parece que solo la natación no es suficiente o adecuada para todo. Por otro lado, con una hernia cervical estaría contraindicado nadar en posición ventral, como braza y mariposa, y poco recomendable el crol a no ser que tengas muy buena técnica y no sometas a tu cuerpo a realizar una extensión cervical.
El pilates por su parte, comparte la simetría del movimiento, así como aporta el control, trabajo muscular equilibrado, mejorando la movilidad articular y la flexibilidad muscular. Al no trabajar en un medio desgravante, como el agua (tan bueno para las hernias lumbares) y realizar trabajo muscular puede ser una mejor opción para los casos de osteoporosis, debiendo incluir ejercicios de equilibrio, muchas veces olvidados, de cara a evitar caídas. Sin embargo también tiene sus limitaciones. No en todos los sitios se realiza un pilates adecuado para las diferentes patologías. El pilates clásico, por ejemplo, tenía como premisa la supresión de las curvas de la columna tan importantes para soportar cargas. El pilates o ejercicio terapéutico de elección debe respetar las curvas fisiológicas del cuerpo, manteniendo la estabilidad y movilidad de éstas. Otro punto importante, es que no todos los ejercicios son válidos para todos, ejecutados de la misma forma, por lo que es necesario que el profesor adapte e individualice los ejercicios o sesiones.
Por otro lado, reducir el peso corporal y el porcentaje graso en particular, suele ser uno de los objetivos principales para mantener bajo control la sintomatología en las hernias o en las artrosis. El pilates no va a aportar el componente aeróbico necesario, que sí aportaba la natación. En el caso de la osteoporosis, caminar/correr o hacer cicuito de fuerza pueden ser una alternativa muy válida.
Por lo tanto en la natación, pilates o cualquier otro ejercicio terapéutico que elijas, es importante que tengas en cuenta las 7 siguientes recomendaciones:

3. Individualizar. La actividad debe desarrollarse en pequeños grupos para no perder el control de la lesión.
4. Realiza un trabajo simétrico.
5. Respeta las características fisiológicas de tu cuerpo en general y tu columna en particular.
6. Equilibra tu musculatura sin perder de vista la movilidad articular y flexibilidad.
7. Incorpora ejercicios de equilibrio.
8. Incluye ejercicio Aeróbico, para controlar el peso.
9. No olvides divertirte, es la unica forma de que mantengas una práctica deportiva regular. Y esto no debe quedarse en el hoy, debe ser un hábito y una rutina en tu vida.
Y la décima y última recomendación es la más importante de todas:
10. Muévete! Importa el cómo, pero sobre todo el hacerlo. El cuerpo es una máquina hecha para moverse. Debes meterte en la cabeza que el quedarase quieto siempre es peor.

De todo lo expuesto anteriormente, podemos resumir en: Busca un sitio con profesionales cualificados y no olvides el trabajo integral del cuerpo. Elige actividades que te gusten o motiven para así acudir a entrenar sin gran esfuerzo.





Yaiza Taboada Iglesias